Hay 26 invitados y ningún miembro en línea

Formulario de acceso

Leyenda de La Aparecida

Cuenta la leyenda que en la época en que los moros dominaban España y perseguían la religión católica, una familia poseedora de un lienzo con la imagen de Ntra. Señora María Sma., temerosa de que se lo quitasen, lo escondió bajo tierra en un bancal donde no había peligro.

Mucho tiempo después, el 13 de Mayo de 1736 un labrador del barrio Los Esparragales, llamado Jayme Trigueros , se encontraba arando sus tierras en un bancal llamado el Olivar Viejo y vio como sus bueyes se negaban a continuar, observando más detenidamente comprobó que entre los hierros del arado se hallaba un lienzo pintado al óleo. Este labrador lo recogió sin saber que era, lo lavo en un hoyico de agua que por allí había, y lo dejo a secar en su humilde barraca (hoy convertida en una frecuentada capilla), y ya cuando estaba haciéndose de noche sé dio cuenta que un resplandor estaba iluminando el lienzo y acercándose a el, vio que mostraba la imagen de la Virgen María con el Niño en brazos y amamantándolo. Jayme comunicó el hallazgo a su mujer y a los vecinos, que acudieron desde entonces a verla y a rezarla con asiduidad. El matrimonio lo comunico al obispado de Orihuela (entonces Obispo: D. Josef Flores Ossorio), quien decidió fabricar una ermita en el pueblo del Raiguero, pueblo natural de Jayme. La gente del pueblo opinaba que había de hacerse en el centro, y así entre las discusiones se acordó que se montaría el Lienzo de la Virgen en una burra y que la ermita sé levantaría allí donde fuese el animal. Y la burra se encaminó hacia aquel antiguo barrio conocido como Los Esparragales , que desde ese momento mudó su nombre por La Aparecida .

Legetøj og BørnetøjTurtle